Director del IDAC y embajador de Alemania honran víctimas vuelo caído hace 25 años en Puerto Plata

Román E. Caamaño, director general del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) junto a Volker Pellet, embajador de Alemania.

Puerto Plata, R.D.  Al conmemorarse el 25 aniversario del fatídico accidente aéreo de Birgenair en el cual perdieron la vida 189 personas en Puerto Plata, el director general del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) Román E. Caamaño rindió homenaje a las víctimas junto al embajador de Alemania Volker Pellet y autoridades locales de la provincia. 

Durante el acto, el director general del IDAC expresó sus condolencias por la tragedia y reveló que el nivel de cumplimiento de los estándares recomendados a la República Dominicana sobrepasa el 90%, demostrando así el buen desempeño para mantener y optimizar los niveles de riesgo en materia de seguridad operacional, para que siniestros como el ocurrido aquella fatídica noche del 6 de febrero de 1996 no vuelvan a repetirse  jamás.  

Román E. Caamaño, director general del IDAC; Volker Pellet, embajador de Alemania y Víctor Pichardo, director del Departamento Aeroportuario.

“Actualmente el Instituto Dominicano de Aviación Civil ha desarrollado una estructura de vigilancia de la seguridad operacional robusta y apegada a los estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), así como su capacidad de búsqueda y rescate (SAR) para mitigar el riesgo de cualquier evento o siniestro aéreo”, indicó  Caamaño. 

De su lado, el embajador alemán Volker Pellet resaltó que el  Boeing 757-225 se precipitó en aguas del océano Atlántico poco antes de la medianoche, siendo “la peor catástrofe  aérea que haya sufrido la aviación civil alemana y dominicana”. 

Román E. Caamaño, director general del IDAC, junto a autoridades de Puerto Plata, entre éstas, Claritza Rochtte, gobernadora de Puerto Plata y Ginnette Bournigal, senadora de la provincia.

 “Recordamos a los familiares de las víctimas, madres, padres e hijos que han sufrido un inmenso dolor y cuyas vidas no son las mismas desde el 6 de febrero de 1996”. Recordamos a los turistas de Alemania, Polonia y Croacia que murieron aún llenos de lindas experiencias. Recordamos a la tripulación turca y las azafatas dominicanas que se hicieron cargo de este vuelo con muy poca antelación”, citó el embajador Pellet. 

La ceremonia de recordación se desarrolló ante la tarja conmemorativa elevada a orillas de la costa en La Puntilla del malecón de Puerto Plata, donde están incrustados los nombres de los 176 pasajeros y 13 tripulantes del fallido vuelo 301.

En la actividad, la invocación a Dios estuvo a cargo del obispo de Puerto Plata, monseñor Julio César Corniel Amaro y una representación de la banda de música de la base aérea de esa demarcación entonó los himnos dominicano y alemán. 

Román E. Caamaño, junto a autoridades civiles y militares de Puerto Plata.

También estuvieron presentes en el homenaje la gobernadora de Puerto Plata, Claritza Rochtte de Senior, el alcalde del municipio Diómedes Roque García, la senadora Ginette Bournigal y  Stephanie Khouri,  directora de Turismo Regional Norte y en Puerto Plata, entre otras autoridades. 

 Parque San Felipe, Avenida General Gregorio Luperón, Puerto Plata, República Dominicana