Redes sociales del IDAC subrayan impacto del 9-11 en la aviación civil

 911 Greenwich St, New York, NY 10006, EE. UU.

Redes sociales del IDAC subrayan impacto del 9-11 en la aviación civil

Al rememorar el atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001, el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) resaltó a través de sus redes sociales el impacto de ese hecho en la aviación comercial internacional, generando importantes cambios en materia de seguridad aérea.

“16 años se cumplen este 11 de septiembre del impacto de dos jets sobre las torres gemelas de Nueva York, con miles de muertos”, se escribió en un primer mensaje con un arte titulado Recordando el 11-9, reforzado con otro mensaje: “Después de este hecho y gracias al aumento de los controles en la aviación se han evitado otros atentados.”

En efecto, al revisar las medidas adoptadas posteriormente al acto terrorista se conforma la llamada Administración de Seguridad en el Transporte (Transportation Security Administration, TSA), una agencia del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos que gestiona sistemas de seguridad en los aeropuertos. El fortalecimiento de la seguridad abarcó las diferentes facetas de los vuelos, desde la identificación de los pasajeros, los controles aeroportuarios y el vuelo propiamente dicho. Se estableció de forma obligatoria el uso de puertas blindadas que impidiesen el acceso a la cabina de los pilotos, así como el uso de monitores y otros dispositivos para alertar de una emergencia.

Cinco meses después de dichos atentados, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) desarrolló un plan de acción basado en una serie de auditorías para el seguimiento y promoción de la seguridad de los Estados a través del Programa Universal de Auditoría de la Seguridad de la Aviación (USAP). Posteriormente se han ido adoptando una serie de medidas para prevenir posibles amenazas terroristas, como el solicitar a los pasajeros quitarse los zapatos en los controles de seguridad, la prohibición de líquidos, recipientes de cristal, geles y aerosoles en los equipajes de mano, así como la restricción de mecheros y objetos punzantes.

Como se deja saber en uno de los mensajes de las redes sociales del IDAC (IDACRD), las medidas adoptadas luego del atentado terrorista han significado una carga de tiempo y un gran ejercicio de paciencia, que si bien son molestos, han funcionado en la seguridad de los pasajeros y de la industria aeronáutica.